Exigencias de Saturno

Pida

Saturno siempre garantiza el orden. Saturno nos enseña a ser concienzudos y ordenados. La forma negativa saturnina de realización puede conducir a la pedantería y la mezquindad.

La casa que es transitada por Saturno, así como los planetas que son activados por él en aspectos desarmónicos, son las áreas en las que se nos pide que aprendamos más orden y conciencia. El orden es un requisito previo para la claridad.

Calidad

Saturno representa la permanencia. A través de Saturno aprendemos que si algo ha de durar el mayor tiempo posible en la tierra, debe estar en armonía con las leyes espirituales del orden divino. Lo que resiste la prueba del tiempo tiene una gran calidad.

No debemos echárselo en cara a Saturno si es duro con nosotros en su severidad e intransigencia y no nos da nada por lo que no hayamos trabajado. Los que resisten y superan las pruebas de Saturno aumentan su calidad en el área temática desencadenada. La buena calidad requiere tiempo.

Resistencia

Saturno nos enseña a trabajar para que el trabajo se realice. Júpiter nos hace luchar por el éxito, Saturno por la manifestación. Sin creer en el propio éxito (Júpiter), faltan fuerzas para avanzar, pero sin actuar y poner en práctica las propias visiones (Saturno), no se obtendrá ningún éxito visible y duradero.

Bajo los tránsitos de Saturno debemos ser conscientes de que tenemos que trabajar duro y mostrar perseverancia. Para perseverar, por un lado tiene que creer inquebrantablemente en su éxito, pero también trabajar sin descanso para conseguirlo. Saturno no quiere que perdamos el tiempo sin sentido, sino que nos concentremos en nuestro trabajo y deber. A Saturno no le interesa el éxito, sino el trabajo. Los que permanecen centrados en el trabajo desarrollan automáticamente la perseverancia que exige Saturno.

Manifestación

Siempre hay obstáculos para la manifestación. Estos obstáculos son el resultado de nuestro karma.
Las manifestaciones (Saturno) son el resultado de la capacidad de utilizar la energía (Urano) para poner en práctica las ideas (Urano) (Saturno). Sólo a través de Saturno aprendemos a poner las cosas en práctica para que finalmente se produzca una manifestación. Según el criterio de Saturno, nadie es mejor que sus resultados.