Los inventos de Nikola Tesla se utilizaron en el derrumbe de las torres del WTC.