Ascendente en el signo zodiacal Capricornio

Para mí, la fuerza es la voluntad de rendimiento, la perseverancia, la resistencia y el rigor con uno mismo, aunque por eso a menudo parezca dura, testaruda y reservada a los que me rodean. Los quejicas y los autocompasivos no son mis amigos, aparte de que de todos modos no me gusta dejar que nadie se acerque a mí, porque rechazo todas esas tonterías emocionales. Soy más bien del tipo gruñón y silencioso al que le gusta seguir su propio camino. Mi lema: “Menos es más y cuanto menos necesite a los demás, más a gusto me sentiré”. Me basto a mí mismo y resuelvo mis problemas por mí mismo.